Utilización de la correa como extensión y comunicador de tus brazos

La correa es mucho más que un cacho de cuerda para llevar atado a tu perro.
A través de ella y de nuestro movimiento corporal transmitimos un montón de información acerca de:
-adónde queremos dirigirnos y cómo; con qué velocidad…
-emociones como miedo, tensión, ira…
Podemos considerar la correa como una extensión de nuestro brazo que va transmitiendo información a nuestro perro. Por lo que una buena gestión sin tirones bruscos y con movimientos armónicos, es necesaria para un buen entendimiento.
Como si fueran las riendas de un caballo que con 1 dedo se transmite toda la información necesaria para guiarle, la correa ha de trabajarse de manera suave y progesiva y ceder a la tensión cuando la orden ha sido entendida premiando asi a tu mascota.
Si tu perro tira de la correa y tu tiras en sentido contrario, por la ley de los opuestos va a tirar más. Hay una técnica muy útil: tirar hacia arriba para sacar sus patas de la tierra y que pierda asi su fuerza de tirar. Para ello hay que trabajar con arneses adecuados para no hacerle daño.
Si necesitas más información escríbeme:
660 749 958

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: